Uncategorized

El uso de la fuerza en operaciones de seguridad

En ocasiones el personal de seguridad deberá hacer uso de la fuerza para proteger a terceros y/o evitar hechos delictivos que pongan en riesgo la instalación bajo su responsabilidad. En general, una persona puede usar la fuerza para protegerse así mismo, proteger a otros, defender su propiedad o evitar la concreción de un hecho criminal. Por ley natural, los seres humanos tienen derecho a defenderse de otros cuando su vida se encuentre en peligro sin excederse en la misma. La medida en la que un ser humano puede aplicar la fuerza está restringido, es decir, no se puede usar más fuerza de lo que es razonable bajo las circunstancias. Esto significa que la fuerza letal o fuerza capaz de hacer gran daño corporal no será permitida sí la amenaza o el agresor no está aplicando la misma cantidad de fuerza para hacer el mismo o más daño corporal. En el caso de los oficiales de seguridad y sus empleadores, sí la fuerza es superior a lo que se considera razonable contra un agresor estos pueden estar sujetos a ciertas acciones legales.

En muchos países, una persona puede protegerse a sí mismo, excepto cuando esa persona es el agresor inicial. En este caso, un oficial de seguridad puede defenderse de una amenaza que ponga en peligro su integridad física o vulnere el espacio asignado para su trabajo, siempre y cuando el oficial no inicie la confrontación. Igualmente, otros oficiales de seguridad pueden proteger a terceros del mismo modo que ellos se protegen, pero se recomienda un entrenamiento previo por parte de la compañía empleadora.

uso de fuerza en la seguridad

El tema del uso progresivo de la fuerza en operaciones de seguridad que impliquen la protección a terceros  ha sido extensamente debatido por expertos. Fischer (2012) estudia el tema bajo dos enfoques diferentes para la defensa de terceros. En el primer enfoque, el oficial debe tratar de identificar a la persona atacada. En esta posición, él tiene derecho de utilizar toda la fuerza que sea necesaria y apropiada si él o ella fuese la persona agredida. Sin embargo, en esta situación el oficial debe estar seguro de hacer la identificación correcta del sujeto a proteger. Sí el oficial protege a la persona equivocada (el agresor), es responsable independientemente de sus buenas intenciones.

En el segundo enfoque, el oficial cumpliendo funciones del defensor puede usar la fuerza cuando sea razonable creer que dicha fuerza es necesaria. Fischer (2012). En este caso, y para fines legales el oficial está protegido de la responsabilidad, siempre y cuando él o ella hayan actuado de manera razonable.

Los oficiales de seguridad que actúan bajo  lineamientos de sus empleadores tienen la facultad y el deber de usar la fuerza que sus empleadores tienen derecho a utilizar. Es decir, una compañía de seguridad dedicada a la prevención delictiva no exigirá a sus oficiales efectuar una detención y/o arresto a un agresor, a menos que el oficial considere que su vida se encuentre en peligro. Para los casos, donde se hayan vulnerado los dos primeros elementos de un Plan de Seguridad Física  (detección y demora) y se requiera una fuerza de respuesta contundente, la compañía de seguridad deberá antes que nada adiestrar a su personal en técnicas de protección y autodefensa de amenazas. Este tipo de políticas de respuesta requiere generalmente emplear oficiales de seguridad con capacidad de manejar o emplear armas no letales como bastón o teaser.  Una vez cumplido con estos programas, los departamentos o compañías de seguridad pueden usar progresivamente la fuerza evitando la desproporción en la misma.

favicon-2
Previous post

21Jul16.- Arabia Saudita: Embajada de EE.UU emite alerta terrorista

favicon-2
Next post

22Jul16.-India: Avión militar desaparecido en Bahía de Bengala

Carlos Morales

Carlos Morales

Carlos Morales es el fundador y director ejecutivo de Strategies Consulting CA. El conduce la estrategia global de negocios de la empresa, además de proyectar los servicios a empresas y organizaciones a nivel nacional e internacional. También supervisa la eficiencia financiera y operativa de Strategies Consulting CA, el desarrollo de soluciones para la seguridad, la innovación de productos; además del crecimiento y las relaciones estratégicas con los clientes

No Comment

Leave a reply