Uncategorized

Como supervivir durante ataques armados suicida

No sólo las autoridades  deben responder a las agresiones armadas. Los ciudadanos comunes también tienen y necesitan aprender a responder rápidamente ante el peligro. Responder adecuadamente  ante el peligro comienza mucho antes del primer grito o disparo, cuando las personas adoptan una actitud y reconocen que el mundo es un lugar peligroso y que son responsables por su propia seguridad.

Una vez que una persona entiende la posibilidad de ser blanco y decide adoptar un nivel adecuado de conocimiento de la situación, él o ella están mentalmente preparados para reconocer rápidamente de que un ataque está ocurriendo. Los profesionales de seguridad se refieren a esta acción como reconocimiento de ataques.

Mientras más temprano una persona reconoce que un ataque se está desarrollando, tiene más y mejor oportunidad de evitarlo. Pero incluso una vez que el ataque ha comenzado, una persona puede evitar que sea exitoso al reconocer rápidamente lo que está sucediendo y alejarse del lugar del ataque corriendo, escondiéndose – o defendiéndose si no puede hacer las dos anteriores.

firearms-instructors-play-role-militantsSin embargo, una vez que una persona ha reconocido que un ataque está teniendo lugar, esta debe realizar un paso crítico antes de que pueda decidir correr, esconderse o luchar: Se debe determinar dónde está el fuego y de donde viene la amenaza. Si no se hace esto, la víctima puede  correr a ciegas desde una posición de relativa seguridad hacía el peligro. Desde luego, lo ideal es abandonar el lugar del ataque y huir del peligro, pero comprobando que al sitio que se dirige brinda buena seguridad. Muchas veces, la fuente de la amenaza serán evidentes y no se necesita mucho tiempo para localizarla. Pero a veces, dependiendo de la ubicación – ya sea en un edificio o en la calle – los sonidos de los disparos pueden hacer eco, y puede tomar unos segundos para determinar la dirección en el que están viniendo. En tal escenario, es prudente ponerse a cubierto rápidamente hasta que la dirección de la amenaza pueda ser localizada. En algunos casos, incluso puede haber más de un hombre armado, que puede complicar los planes de escape.

Afortunadamente, los tiradores activos y suicidas no están bien entrenados. Tienden a ser tiradores pobres que carecen de experiencia con sus armas. Durante la masacre de julio de 2012 en Aurora, Colorado, James Holmes logró matar sólo 12 personas – a pesar de lograr la sorpresa táctica en una sala de cine – Afortunadamente  una combinación de mala puntería y su incapacidad para eliminar un atasco en su rifle, no produjeron más víctimas.

Esta típica falta de puntería implica que la mayoría de las personas que murieron en situaciones de tiradores activos fueron  asesinadas a quemarropa. Por lo tanto, es necesario que las víctimas potenciales se muevan rápido  para poner la mayor distancia entre ellos y la amenaza. Incluso el acto de moverse, especialmente si se mueve en un ángulo, hace a una persona  un objetivo mucho más difícil para un tirador con mala puntería.

También es importante pensar y distinguir entre el ocultarse y cubrirse. Los elementos que ocultan, como un árbol,  pueden esconder una persona  de la línea de visión del tirador, pero no la  protege de las balas contra su cuerpo. Del mismo modo, una pared interior delgada típica de las  construcciones actuales proporcionan ocultamiento pero no encubrimiento es decir, un tirador todavía será capaz de disparar a través de las paredes y la puerta. Aun así, si el tirador no puede ver su destino, disparará a ciegas, lo que reduce la probabilidad de dar en un blanco.

En cualquier caso, los que se esconden en el interior de una habitación deberían tratar de encontrar algún tipo de cobertura adicional, como un archivador o escritorio pesado. Siempre es mejor encontrar una pared o cosa que ofrezca cobertura absolutamaxresdefault (4)

Hay muchos ejemplos de personas que huyeron  de  ataques de tiradores activos y sobrevivieron. En el ataque de Bamako en Mali  hubo muchas personas que se atrincheraron en el interior de las habitaciones del hotel y se escondieron hasta que las autoridades pudieron rescatarlos.

Algunas personas no creen y se burlan de la simplicidad de las palabras que conforman la mantra correr, esconderse y pelear. Sin embargo, como demuestran los  casos aquí mencionados, los tres elementos de este mantra pueden salvar vidas durante ataques suicidas y/o situaciones violentas.

 

02UN2016_seguridad
Previous post

15 consejos reveladores sobre cómo proteger su casa de ladrones... por ladrones.

17un2016_lobos
Next post

Los lobos solitarios matan, pero no ganan

admin

admin

No Comment

Leave a reply