Uncategorized

Stalkers: De la admiración a la obsesión

La estrella de la música pop japonesa Mayu Tomita, resultó críticamente herida el  21 de mayo  cuando un atacante la apuñaló más de 20 veces en la cabeza, el cuello y el torso. El agresor de 27 años de edad, Tomohiro Iwazaki un fan obsesionado según los informes, se irritó cuando la artista de pop le devolvió un regalo que él le había enviado. Tras el asalto, Iwazaki no trató de huir de la escena del crimen. Cuando llegó la policía, confesó que atacó a Tomita. Él la había esperado en una estación de metro cercana y se aproximó a ella para preguntar por qué no había recibido su regalo. Al no obtener una respuesta clara, Iwazaki entró en cólera y la atacó.

Mientras que los acosadores con trastornos mentales son peligrosos, inestables e impredecibles conductualmente hablando, son vulnerables a la detección si son identificados y luego buscados  antes de que acechen a sus víctimas.

Admiración  y la obsesión

Cyber_stalker_page-bg_17661

Nos guste o no, vivimos en un mundo obsesionado con la fama y la riqueza. En la actualidad, las redes sociales han impulsado la idea de universalizar nuestros sentimientos, intereses y quehaceres diarios para el mundo exterior. La moda del siglo XXI  de ser admirado, se ha extendido ampliamente gracias a los medios de comunicación y por supuestos  el internet. No es un error pensar que  programas al  estilo de “American Idol”, “Britain´s got Talent o Chica E se han popularizado en todas las regiones del mundo. Ahora hay incluso una clase de celebridades profesionales que no tienen ninguna habilidad o talento en particular más allá de ser famosos.

Pero la fama trae algunos riesgos y costos. Tal vez el mayor costo es la pérdida de privacidad. Una vez alcanzada la fama las vidas personales de las celebridades  pasan a ser de escrutinio público. A partir de ese instante todos sus movimientos, actividades e incluso sus momentos familiares son grabados y analizados. Esta invasión  en la vida de las celebridades o personas comunes con muchos seguidores en Instagram o Facebook requiere a menudo de seguridad, y en este caso seguridad personalizada. La seguridad puede ayudar a proteger a las celebridades de las amenazas criminales: como robos, invasiones a la privacidad, acosos  o secuestros.

Pero la seguridad efectiva para las figuras públicas o gente con muchos seguidores en las redes sociales debe ir más allá de meramente criminales y armas de fuego. Se debe incorporar un elemento de seguridad inteligente o inteligencia protectora para evaluar y monitorear las amenazas potenciales. Dentro de estas amenazas están los individuos mentalmente perturbados o Stalkers.

Los individuos mentalmente perturbados o Stalkers  pueden desarrollar un interés anormal, obsesivo e insalubre hacía  figuras públicas, por varias razones. Una de las principales estriba en su enfermedad mental. A menudo afirman que hacen lo que hacen, o hicieron lo que hicieron porque la celebridad tomó el control de sus mentes a través de los medios publicitarios o las redes sociales. Un típico ejemplo para este caso se conoció en Estados Unidos cuando un hombre viajó de Massachusetts a Washington para matar a la Secretaria de Estado, porque después de verla en un programa de entrevistas por televisión, el hombre se convenció de que un satélite había controlado su cerebro para cometer el crimen.

Otro tipo Stalkers mentalmente perturbados desarrolla obsesiones debido a la ira. Este tipo de personas se enoja con la figura pública por algo que hizo o dijo. En este caso, la persona desarrolla una  exaltación e idealización  hacia la celebridad y luego se frustra cuando esta no cumple las expectativas lo que genera rabia e ira incontrolable.

gallery_soaps-eastenders-4942-1169

Por último, y los más frecuentes son los Stalkers que se obsesionan sentimentalmente con una figura pública. En este caso, estos individuos experimentan un fuerte romanticismo e intensa admiración hacía un@ chic@ y luego se enojan cuando se sienten rechazados por la persona objeto de su obsesión. En su estado irracional  y delirante, ellos simplemente no pueden entender por qué la celebridad no le corresponde su afecto.

Cómo responder – y no responder

Generalmente la respuesta casi instintiva de los seres humanos ante este tipo de situación es ignorar los mensajes y luego acudir a las autoridades policiales para hacer la denuncia. Pero incluso si la policía procesa la denuncia y procede a emitir una advertencia o medida cautelar restrictiva contra la celebridad, estas a menudo no son muy eficaces para disuadir a un individuo con problemas mentales. Algunos expertos en el tema aseguran que esta clase de personas tienen muy poca preocupación por las consecuencias de sus acciones. Esto significa que amenazas con acciones legales tienen poco o casi ningún efecto disuasivo sobre ellos.

Por otro lado, las visitas policiales y órdenes de restricción pueden tener un efecto contraproducente. Una persona perturbada mentalmente puede volverse más radical y agresivo cuando el objeto de su afecto no le corresponde, y esta “traición” lo impulsa a cometer cualquier tipo de locura para conquistarla.

Además de tener muy poco en cuenta las consecuencias, las personas con trastornos mentales son difíciles de combatir porque  menudo trabajan en solitario, lo que hace que sea difícil para las autoridades policiales o elementos de seguridad de protección  reunir información de inteligencia con respecto a sus planes e intenciones.

20160320_4186_being_followedOtro punto importante a considerar, es que los Stalkers o acosadores tienden a no preocuparse por la fuga de la escena del crimen. Generalmente muestran poca preocupación por abandonar el lugar puesto que no contemplan el escape en su ciclo de planificación de ataque. Una vez que un individuo mentalmente perturbado considera que si el objeto de deseo no es para él, puede llevar a cabo ataques en zonas comunes y de fácil identificación para las autoridades. De hecho, algunos de ellos desean ser identificados y detenidos después del crimen para atraer atención y notoriedad. En pocas palabras, un poco de fama así sea por un instante.

Sin embargo, el patrón de comportamiento descrito anteriormente no significa que no se puedan detectar antes de que ataquen. Generalmente los Stalkers obsesivos inician el contacto mediante llamadas telefónicas, mensajes de textos o mensajes en las redes sociales antes de iniciar algún tipo de contacto en persona. Es muy raro que un atacante de esta naturaleza realice un tipo de contacto previo con el objetivo sin cumplir con estas características. Entonces, la fase previa al contacto en persona es el momento donde el equipo de seguridad o los especialistas en protección a personas deben aprovechar para obtener toda la información necesaria que identificar y neutralizar la amenaza. Esta recolección de información incluye control de antecedentes, fotografías, patrones de conducta, rutas de entrada y salida, monitoreo de las comunicaciones de la persona mentalmente perturbada e identificación de signos que indiquen el deterioro de la salud mental o el uso de lenguaje violento. Si una persona, celebridad o equipo de protección a terceros detectan estos elementos, lo más recomendable es incrementar las medidas de seguridad de auto-protección personal.

Si un individuo mentalmente perturbado centra su atención en un objetivo, también querrán realizar una extensa investigación sobre su objetivo. Básicamente, buscan fotos y contactos tanto familiares como personales que les permita hacerse una idea de su objetivo. Generalmente, chantajean con amenazas a familiares cercanos como niños o personas con discapacidad y adultos mayores.

untitled-article-1429788795

Los objetivos son vulnerables a los ataques de los acosadores durante la llegada y salida de eventos programados o lugares conocidos, como una residencia u oficina. Por esta razón lo más recomendable es variar las rutas y horas de entrada y salida para estos lugares y evitar en lo posible andar  solas.

Sin lugar a dudas, el caso de Tomita se concretó porque el equipo de seguridad de la actriz ignoró las señales previas emitidas por el atacante. El ataque a Tomita igualmente es un brutal recordatorio del peligro real que representan los Stalkers mentalmente perturbados hacia la integridad física de una persona, en este sentido, omitir señales previas puede resultar completamente trágico y devastador.

26MAY2016_frisk
Previous post

Método de cateo en busca de armas

30MAY2016_militares
Next post

¿Cómo los militares podrían jugar en la crisis política de Venezuela?

admin

admin

No Comment

Leave a reply