Uncategorized

Aspectos claves que Trump enfrentará durante su presidencia.

La elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos ha sorprendido y sacudido el sistema internacional. Tanto los seguidores de la Hillary Clinton como los aliados estadounidenses de Europa, Asía, Medio Oriente y América Latina, esperan ansiosamente que el nuevo presidente electo mantenga sus compromisos de seguridad a nivel internacional. Los rusos esperan conseguir concesiones reales y favorables de la Casa Blanca. México y otros socios comerciales de Estados Unidos se preparan para enfrentar un futuro incierto en sus políticas comerciales con  el nuevo gobierno de Washington. Los próximos meses pondrán a prueba la retórica de Trump  durante la campaña electoral, y una vez asuma la presidencia el 20 de Enero el guion para salir al escenario se tornará completamente distinto. Lo que sigue a continuación es una serie de posibles decisiones o ideas que he recogido de fuentes de información abiertas y cerradas sobre algunos de los puntos importantes sobre los que el Presidente Trump se va a enfrentar durante su presidencia.

Rusia

“Dada la retórica amistosa durante la campaña y la asistencia indirecta de hackers contra su rival político, Se espera que el presidente Ruso Vladimir Putin y el presidente de EEUU Donald Trump se sientan a negociar seriamente. El presidente de EEUU tiene el poder ejecutivo de aliviar las sanciones económicas impuestas a Moscú, y este a su vez des-escale su campaña militar en Siria para conseguir el dialogo” No obstante, sí continúa la tradición institucional de EEUU el presidente no la tendría del todo fácil. Las Fuerzas Armadas, La Comunidad de Inteligencia, los congresistas republicanos e incluso miembros potenciales de su gabinete no estarían completamente de acuerdo, pues se dan cuenta del costo que implica permitir la expansión de Rusia en su esfera de influencia como en tiempos de la Unión Soviética. Putin tampoco quiere perder influencia en países críticos como Ucrania que seguramente será una concesión a solicitar por parte del Gobierno de Trump.

Por otra parte existe la figura de la amenaza externa por parte del Kremlin. El estado ruso cada vez más Putinizado ha lidiado con los desafíos nacionales demonizando a Occidente y reclamando un complot estadounidense y occidental para desmantelar a Rusia en su conjunto. Si el Kremlin no puede obtener grandes concesiones estratégicas para población, entonces tendrá que seguir culpando a Occidente para sostener el apoyo nacionalista,

Europa y OTAN

Sin importar sí llegan o no a existir negociaciones reales con Rusia, Putin seguramente usará este plazo de espera para aparentar que puede llegar a un acuerdo importante con Washington que podrá comprometer y causar inseguridad en algunos países que en otrora formaban el bloque soviético y que hoy sostienen su alianza con EEUU y occidente. “Algunos países serán más vulnerables a la influencia rusa que otros, en particular Polonia y los países bálticos, que tratarán de unirse y fortalecer sus propias defensas en estos tiempos de incertidumbre” Stratfor 2016. La intención de esta estrategia es limitar el alcance de OTAN en el mundo pero especialmente en áreas cercanas al área de influencia rusa.

Por otro lado está el tema de una Europa cada vez más dividida y euroescéptica. “Europa también se enfrenta a grandes elecciones en 2017 en Francia, Alemania, los Países Bajos y posiblemente Italia. La fragmentación de Europa y la aparición de partidos nacionalistas y euroescépticos probablemente suavizarán la postura sobre Rusia y jugarán a favor de Putin” Stratfor 2016.

Medio Oriente.

Durante la campaña electoral la retórica de Trump contra los musulmanes fue muy fuerte. El mismo prometió una dura lucha contra el extremismo islámico dentro y fuera de su país, y a su vez una postura más firme en la guerra contra el Estado Islámico. En este sentido, cuando Trump asuma la jefatura en enero, “las operaciones militares en Irak y Siria para combatir el núcleo del Estado islámico seguirán en camino, particularmente en Irak. El apoyo de Estados Unidos a las milicias kurdas probablemente continuará, alejando a Turquía de los Estados Unidos. El mayor cambio en el campo de batalla se derivaría de una negociación entre Estados Unidos y Rusia, en la que Estados Unidos está de acuerdo en reducir la ayuda a los rebeldes sirios. (Trump ya ha expresado dudas sobre la política de apoyar a los rebeldes que podrían ser caracterizados como extremistas islámicos). Esto reforzaría las posiciones del presidente sirio Bashar al Assad e Irán, lo que en gran medida induciría a una confrontación al bloque sunita liderado por Turquía y Arabia Saudita. Un retroceso del apoyo estadounidense a los rebeldes sirios estimularía a Turquía y Arabia Saudita a intensificar su participación, intensificando así la más amplia lucha étnico-sectaria con Irán” Stratfor 2016.

Iran

La victoria de Trump también plantea preguntas sobre las elecciones presidenciales de Irán el próximo mes de mayo y el destino del acuerdo nuclear. Es improbable que Trump rescinda del trato directa e inmediatamente. Irán, está ampliamente de acuerdo en la necesidad de evitar una escalada con los Estados Unidos y necesita traer las inversiones necesarias mientras se ocupa de sus otras guerras de poder en la región. Teherán seguirá comunicando a la comunidad internacional cómo se adhiere plenamente a las directrices del Organismo Internacional de Energía Atómica. También apelará a los europeos para tratar de asegurar que Estados Unidos no se retire del acuerdo o intente revivir las sanciones.

No obstante los opositores del presidente Hassan Rouhani han utilizado las pruebas de misiles balísticos y el hostigamiento de los barcos estadounidenses para afirmar el poder militar de Irán y diferenciarse de los moderados. En este sentido, bajo una presidencia de Trump y el Congreso Republicano, “cualquier infracción del acuerdo o agresión tiene el potencial de conducir a sanciones adicionales”. Aspecto desfavorable para los inversionistas europeos en Irán.

Japón y Corea del Sur

A medida que Estados Unidos se vuelva relativamente menos asertivo en Asia oriental, Japón, Corea del Sur y otros miembros del marco de la alianza de los Estados Unidos se replegarán en sus acciones en favor de la alianza. “En Japón y Corea del Sur, esto se manifestará en una acelerada inversión militar incluso en pasos graduales hacia el desarrollo de un arsenal nuclear si los compromisos de seguridad de EE.UU. para la región ven una importante reestructuración” Stratfor 2016.

China

Es probable que China se acerque al gobierno Trump con optimismo pero cauteloso. En parte por una falta de diplomacia y comentarios ostentosos e impulsivos hace que Beijing no sepa que esperar del nuevo gobierno (una cualidad que podría generar una nueva fricción en las relaciones entre Estados Unidos y China) Por otro lado, “los líderes chinos consideran el pragmatismo autoproclamado de Trump y el relativo desinterés en los temas de derechos humanos en el exterior como un puente potencial para una mayor cooperación entre los Estados Unidos y China, o al menos una relación menos ambigua. Sin embargo, Beijing se guardará contra cualquier esfuerzo por parte de un gobierno Trump para imponer medidas económicas punitivas, como tarifas restrictivas sobre los productos chinos”. Stratfor 2016.

Mexico y el resto de América Latina.

Durante su campana el presidente electo habló muy poco de la región con excepción de México. La propuesta de construir el muro y deportar a miles de indocumentados que hacen vida en EEUU son dos de las acciones más esperadas. “Sí él pone en práctica su retórica agresiva sobre temas de inmigración y comercio, sobre todo con respecto a México, la relación será muy complicada” (Michael Shifter, 2016). Estas dos potenciales acciones seguirán afectando potencialmente la diplomacia política del país y llevará incertidumbre a las elecciones presidenciales de 2018. Los crecientes problemas de seguridad y la corrupción de algunos gobernadores ha dañado la imagen del partido gobernante (PRI).

 Probablemente existirán cambios en la postura de EEUU frente a las negociaciones que lleva Colombia con el grupo insurgente de las FARC, y los procesos de dialogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición. No obstante, la política de EEUU hacia la región se estima que siga siendo pasiva -o quizás más- que la que tuvo su predecesor.

Con Brazil se esperan que las relaciones bilaterales continúen como vienen hasta el momento al igual que con Argentina, cuyos gobiernos expresaron su felicitación al presidente electo. Por otro lado, Cuba sigue siendo un país relevante para la diplomacia americana y aún se tiene mcha incertidumbre sobre sí la nueva administración seguirá con al acercamiento en las relaciones diplomáticas y comerciales, impulsadas por el presidente Obama.

noticia
Previous post

10nov2016 - Cinco heridos en un ataque contra una oficina en Turquía

horse copy
Next post

12Nov16.- Afganistán: Explosión en instalaciones de OTAN

Carlos Morales

Carlos Morales

Carlos Morales es el fundador y director ejecutivo de Strategies Consulting CA. El conduce la estrategia global de negocios de la empresa, además de proyectar los servicios a empresas y organizaciones a nivel nacional e internacional. También supervisa la eficiencia financiera y operativa de Strategies Consulting CA, el desarrollo de soluciones para la seguridad, la innovación de productos; además del crecimiento y las relaciones estratégicas con los clientes

No Comment

Leave a reply