Uncategorized

Niveles de protección para un sistema de seguridad física.

La semana pasada tuve una extraordinaria oportunidad de servir como facilitador a un grupo de profesionales de la seguridad física quienes participaron en la serie de eventos académicos organizados por mis amigos de la Asociación Venezolana de Ejecutivos de Seguridad AVES. Particularmente recuerdo, que uno de los participantes se me acerco al final de mi conferencia  para preguntarme ¿Cómo podría categorizar la protección de una instalación? Y ¿Cuáles criterios uso para determinar la misma? Mi respuesta general para ambas preguntas fue la necesidad de evaluar el tipo de amenazas que atenta contra la instalación y determinar los activos en riesgo que pongan en peligro la continuidad de las operaciones y por supuesto el negocio. Sin embargo, categorizar el nivel de protección para una instalación puede tornarse una tarea compleja por la sencilla razón de que no existe un estándar universal aceptado por el cual un profesional de la seguridad pueda evaluar un sistema de seguridad.

Esta falta de estándares a menudo hace pensar que los sistemas de seguridad más costosos proveen mayor y mejor seguridad, o, que mayor número de cámaras de seguridad con detección de movimiento ofrecen mejor rendimiento que las cámaras analógicas tipo bullet para exteriores. De hecho, durante la exposeguridad una persona se acercó a mi stand para preguntarme sí estaba de acuerdo con la instalación en su residencia de un sistema integrado muy robusto como el Honeywell para la protección perimetral de su residencia, lo cual le dije que sí, aunque luego de mostrarle los costos disintió y me dijo que necesitaba algo mucho más económico.

En este contexto, debido a la confusión y la falta de opinión coherente sobre el tema, me he dispuesto a escribir este corto artículo sobre los 5 niveles de sistemas de seguridad descritos por Fennelly en su libro Effective Physical Security (2013), texto que consulto en mi preparación personal y profesional para obtener la certificación PSP de ASIS. Dicho esto, los 5 niveles que un profesional de seguridad debe tener en cuenta son:

  1. Nivel 1: Seguridad Mínima.
  2. Nivel 2: Seguridad de Bajo Nivel.
  3. Nivel 3: Seguridad Media.
  4. Nivel 4: Seguridad de Alto Nivel.
  5. Nivel 5: Seguridad Máxima.

Nivel 1: Seguridad Mínima: Este tipo de sistema se diseña para impedir alguna actividad o intrusión de un adversario externo armado o desarmado.

En virtud del alcance del adversario para este nivel, se requerirá la instalación de un sistema de seguridad que cuente con barreras físicas naturales y estructurales como puertas y ventanas equipadas con cerraduras ordinarias.

Un ejemplo de un sistema con seguridad mínima lo encontramos en algunos hogares de nuestra ciudad capital.

Nivel 2: Seguridad de Bajo Nivel: Este nivel se refiere a un sistema diseñado para impedir y a su vez detectar alguna actividad inusual de carácter externa. En este sentido, las barreras como puertas y ventanas se complementan con otros obstáculos como puertas reforzadas, rejas, rejillas para tapar aberturas mayores a 96 pulgadas cuadradas, cerraduras de alta seguridad y un mejor sistema de iluminación.  Es decir, en este nivel se dispone de mayor cantidad de elementos de retraso para el adversario en su patrón de acceso hacia el activo. Otro punto importante, es la instalación de un sistema básico de alarma local con funciones mínimas de detección.

En este nivel se encuentran: Pequeñas tiendas del sector retail, bodegas de almacenamientos, restaurantes e incluso pequeñas estaciones de policía, entre otras.

Nivel 3: Seguridad Media: Un sistema de este tipo debería estar diseñado para impedir, detectar y evaluar actividad externa no autorizada y a su vez, algún tipo de actividad interna del mismo tipo. Dicha actividad está comprendida en el rango que va de un hurto simple hasta una conspiración para cometer sabotaje.

Para alcanzar el nivel medio de seguridad es necesario:

  • Incorporar un sistema de alarmas de intrusión avanzado con comunicación remota con la fuerza de respuesta.
  • Establecer un perímetro más allá de los límites del área protegida implementando barreras de alta seguridad como cercas resistentes calibre 9 y no más de dos pulgadas de separación entre las uniones, al menos de 8 pies de altura y rematado en la parte superior con alambre de púa calibre 9 mm, separados a 10 pulgadas entre los nudos. Se recomienda el empleo de perros guardianes para el resguardo de éste perímetro.
  • Emplear un guardia de seguridad desarmado pero con entrenamiento básico, equipado con equipo de comunicación como radio o teléfono.

El nivel de seguridad media incluye almacenes, plantas industriales, algunos minoristas o supermercados grandes, y algunas instituciones gubernamentales e instalaciones militares.

Nivel 4. Seguridad de Alto Nivel: Comprende un sistema diseñado para impedir, detectar y evaluar actividad no autorizada tanto externa como interna. En este nivel, se agudizan los elementos de detección, demora y respuesta para hacer frente a amenazas creíbles y potenciales.

Este tipo de seguridad se logra a través de:

  • Empleo de tecnología de punta.
  • Circuito cerrado de televisión ( CCTV).
  • Sistema de alarma perimetral, monitoreado remotamente, o cerca de las barreras físicas de alta seguridad.
  • Iluminación adecuada de al menos 0,02 pies/candelas.
  • Personal de Fuerza de Respuesta o guardias de seguridad altamente capacitados. Puede estar armados o desarmados, dotados con equipos de comunicaciones.
  • Controles de acceso para permitir entradas de personal autorizado y evitar el ingreso de personas no autorizadas y el contrabando de materiales.
  • Planes de contingencia en caso de emergencias.
  • Planes de coordinación con las autoridades policiales.
  • Auditorías anuales de seguridad o evaluaciones de amenazas durante un período de 6 meses.

Ejemplos de instalaciones con este nivel de seguridad incluyen ciertas prisiones, instalaciones de contratistas de defensa, compañías farmacéuticas, empresas tecnológicas, entre otras.

Nivel 5. Seguridad Máxima: Este sistema debe estar diseñado para impedir, detectar, evaluar y neutralizar toda actividad externa e interna sospechosa o no autorizada.

La seguridad máxima consta de:

  • Un sistema de alarma integrado, sofisticado y de vanguardia demasiado fuerte para no ser derrotado por un individuo actuando en solitario, monitoreado remotamente en uno o más lugares protegidos, y con respaldo de una fuente de poder en caso de interrupción eléctrica.
  • Una fuerza de respuesta en el sitio y/o de despliegue altamente capacitados y armados disponibles durante las 24 horas del día. Igualmente, la fuerza de respuesta debe contar con planes y procedimientos escritos en caso de contingencias así como la dotación necesaria para actuar en las mismas. Se espera que en este nivel de seguridad la fuerza de respuesta sea capaz de contener, interrumpir o neutralizar cualquier amenaza contra las instalaciones hasta la llegada de ayuda externa.

El nivel más alto de protección de seguridad física se encuentra en instalaciones nucleares, algunas prisiones de máxima seguridad, bases militares, edificios gubernamentales, embajadas e infraestructuras críticas.

Fuente bibliográfica principal consultada.

FENNELLY,Lawrence (2013) Effective Physical Security. Fourth Edition.

25oct2016-ddos
Previous post

Ataque DDoS masivo a Dyn DNS causa estragos en internet

noticia
Next post

28Oct2016.-MOSUL: Estado Islámico ejecuta al menos a 232 personas

Carlos Morales

Carlos Morales

Carlos Morales es el fundador y director ejecutivo de Strategies Consulting CA. El conduce la estrategia global de negocios de la empresa, además de proyectar los servicios a empresas y organizaciones a nivel nacional e internacional. También supervisa la eficiencia financiera y operativa de Strategies Consulting CA, el desarrollo de soluciones para la seguridad, la innovación de productos; además del crecimiento y las relaciones estratégicas con los clientes

No Comment

Leave a reply