Uncategorized

Microdrones: Pequeñas Armas Letales

Hace un par de semanas atrás el equipo editorial de Strategies Consulting publicó un artículo titulado: El Pentágono prueba con éxito tecnología de microdrones, el cual hizo referencia a pruebas con pequeños drones que el Departamento de Defensa llevó a cabo en China Lake, California, en octubre del año pasado.

Durante la prueba, se lanzaron 103 pequeñas capsulas desde los Flares (Sistema de Contramedidas) de 03 aviones de combate F-18 demostrando su capacidad de sobrevivir en condiciones de eyección extremas. Estas cápsulas, cada una más pequeña que una caja de zapatos, soportaron desafíos que incluyen velocidades duraderas de hasta 0,6 Mach, bajas temperaturas y grandes choques. Estos microdrones, forman parte del proyecto Perdix del Pentágono, desarrollado por los laboratorios Lincoln del Massachusetts Institute of Technology  (MIT), y lo espectacular e innovador del proyecto es que estos vehículos no tripulados una vez en el aire, condujeron comportamientos de enjambre, es decir; toma de decisiones colectivas, formación adaptativa y auto-sanación según fuentes del Pentágono.

El nombre de Perdix se deriva de la mitología griega, que narra la historia de un hombre valeroso y talentoso que fue convertido en un ave. Según el mito, las habilidades de Perdix causaron  celos a su tío Dédalo quien termino empujándolo desde lo alto del templo de Atenea en la Acrópolis, pero la Diosa, que favorece al ingenio, lo vio caer y cambió su destino transformándolo en un ave bautizada con su nombre: La perdiz. (wikipedia)

De los Drones a los Microdrones

Los drones ya han demostrado ser revolucionarios. No hace mucho tiempo, nuestra imaginación no veía la capacidad de las Fuerzas Armadas de pilotear aeronaves a miles de kilómetros del terreno y disparar misiles tipo Hellfire a objetivos terroristas sin el más mínimo riesgo a la seguridad. Ni mucho menos, infligir máximo daño al enemigo sin mayores costos de pérdidas humanas y/o materiales. Los drones revolucionaron la guerra haciéndola más letal, más tecnológica, más quirúrgica y por lo tanto más efectiva y económica en términos de presupuesto militar.

No obstante, lo que presenta le tecnología de microdrones es llevar el conflicto bélico a otro nivel, es decir redimensionar la tecnología militar. Los drones en desarrollo, llevan las cosas a otro nivel: se espera que colaboren. Teniendo en cuenta el progreso hasta la fecha, los aviones no tripulados que operan con inteligencia artificial en o sobre el campo de batalla o en el océano pueden ser claves en futuros conflictos.

Una grabación de video de la prueba ejecutada por el Pentágono muestra los Perdix de unos 290 gramos que caen de los F-18 Super Hornets. Las imágenes muestran como estos elementos vuelan rápido y erráticamente, con una velocidad de hasta 60 nudos. Ese desafío de filmación necesitó de un equipo de video especializado y un camarógrafo de partidas de golf para grabar el segmento; declaró el equipo de 60 minutos de la CBS.

Un arma sofisticada para el despliegue de operaciones militares

¿Te imaginas ser un Comandante Militar y contar con microparticulas que ataquen blancos difíciles? O, ¿Tener un grupo de pequeños drones que podrían pensar por sí mismos durante una misión? Las Fuerzas Armadas de las potencias están trabajando en proyectos de éste tipo.

Durante una operación militar, tal inteligencia artificial “enjambrada” podría ser utilizada como señuelos para confundir los sistemas de defensa aérea, es decir; bloqueando o confundiendo señales de Radar para vigilancia, o lo que es mejor aún, desviando trayectoria de un misil ya en curso. Básicamente, -y no es casualidad de que los Perdix sean eyectados de los Flares de los cazas-, funcionan de manera muy similar a las contramedidas de los aviones o buques de guerra, es decir; despistan y/o engañan un vector de fuego enemigo en su trayectoria.

Por el momento, el dron Perdix no cuenta con ningún tipo de armas activas, siendo su mayor capacidad -como mencioné anteriormente-, conducir una lucha más rápida y coordinada contra las modernas defensas de algunas Fuerzas Armadas del mundo. En este sentido, tal concepto de drones podía ofrecer ventajas al tratar con nuevas amenazas estratégicas, formas de guerra no convencionales, operaciones quirúrgicas e incluso la lucha contra criminales y narcotraficantes. Asimismo, Los Perdix, no son individuos sincronizados preprogramados. Son un organismo colectivo, que comparten un cerebro distribuido para la toma de decisiones y se adaptan unos a otros dependiendo el momento y la necesidad. La naturaleza de esta coordinación, podría permitir que los Perdix en su forma de enjambre se trasladen de una misión a otra, e incluso dividirse tareas. Un grupo de microdrones podría desplegarse en un área para proporcionar vigilancia y reconocimiento, y luego reasignar sus activos para áreas de alto riesgo.

De cualquier forma se prevé que estos elementos operen en diversos escenarios. Algunos podrían operar como atacantes de redes y/o circuitos electrónicos, mientras que otros recolectan información en tiempo real de adversarios. Además, la automatización, el control y la interdependencia de los Perdix hacen que la información se recolecte, analice y procese más rápido que los humanos. “Sí los seres humanos son retirados de ciertos procesos de toma de decisiones, los enjambres de microdrones pueden reaccionar casi inmediatamente a las cambiantes e inestables condiciones del campo de batalla”. En lugar de que los infantes de marina sean el primer frente de batalla, se estima que la tecnología robótica en el futuro detecte, localice, retarde y ataque blancos enemigos antes de que las tropas humanas lleguen al terreno.

Una carrera contra el tiempo.

Algunos analistas se están refiriendo a ciertos indicadores que para ellos, podría desencadenar la Tercera Guerra Mundial. De hecho, el Comité Central Militar de China ha declarado que una guerra contra Estados Unidos no está lejos de la realidad. Es por ello que China investiga y desarrolla tecnología furtiva de esta naturaleza afianzando su estatus de potencia militar emergente.

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (DARPA) lleva la batuta en la investigación y desarrollo de sistemas no tripulados de esta naturaleza como parte del programa Gremlin. Se prevé que estos sistemas tengan una vida útil de 20 misiones. Pueden lanzarse desde bombarderos, aviones de transporte y aviones de caza. Bajo los requisitos del programa, cada minidron debe pesar entre 500 y 1000 libras y tener suficiente combustible para volar unas 300 millas, sobrevolar el terreno durante una hora y posteriormente volar de regreso otros 300 kilómetros hacía un avión C-130 que los pondría a disposición nuevamente en 24 horas.  

Rusia también está adelantado en la investigación. Según informes, el Kremlin ha estado desarrollando contramedidas contra el enjambre de microdrones. El programa “Repellent” o “Repelente” desarrollado por el Centro de Desarrollo de Guerra Electrónica de Rusia parece ser la contraparte del proyecto Perdix. El objetivo es detectar y neutralizar pequeños drones que estén sobrevolando bases militares, aeropuertos y depósitos de provisiones suprimiendo sus sistemas de comunicaciones y control a una distancia de hasta 22 millas.

También existe tecnología de enjambre china. La Estatal China Electronics Technology Goup Corp (CETC) dió a conocer sus 67 microdrones en un video en la onceava Exposición Internacional de Aviación y Aeroespacial de China en noviembre del año pasado. Al igual que el programa Perdix, los X6 chinos pueden volar y llevar a cabo de manera cojunta, misiones de reconocimiento, inteligencia y vigilancia.

Cada potencia militar se encuentra desarrollando tecnología furtiva de esta naturaleza. Esta revolución en el equipamiento y sistemas de armas militares pone de manifiesto que las guerras futuras se van a llevar a cabo sobre el terreno con tecnología de punta que sólo hemos imaginado en las películas de ciencia ficción, quedando solamente por debatir las implicaciones éticas y legales que atañe el uso de estos sistemas autónomos no tripulados.

Bibliografía Consultada

https://apps-militaryperiscope-com.nduezproxy.idm.oclc.org/SpecialReports/ShowReport.aspx?report=919

https://www.rt.com/news/350736-russian-fighter-jets-drone-swarm/

https://www.inverse.com/article/26103-perdix-autonomous-drone-swarm

http://defensetech.org/2016/10/25/drone-swarms-storm-beaches-says-marine-general/?mobile=1

 

Previous post

Tejiendo los hilos de una posible doctrina Trump

Next post

Irán "on Notice" (en advertencia) luego de prueba de misiles balísticos

Carlos Morales

Carlos Morales

Carlos Morales es el fundador y director ejecutivo de Strategies Consulting CA. El conduce la estrategia global de negocios de la empresa, además de proyectar los servicios a empresas y organizaciones a nivel nacional e internacional. También supervisa la eficiencia financiera y operativa de Strategies Consulting CA, el desarrollo de soluciones para la seguridad, la innovación de productos; además del crecimiento y las relaciones estratégicas con los clientes

No Comment

Leave a reply