Uncategorized

¿Mercenarios o profesionales de seguridad?

El papel de las contratistas militares en la seguridad.

Con frecuencia en Venezuela y en América Latina las empresas de éste tipo, son conocidas como refugios para hombres violentos, carentes de sentidos morales y sin algún tipo de afecto social por sus semejantes, asesinos a sangre fría que trabajan para grandes corporaciones con miras a realizar el trabajo sucio por dinero. No obstante, existe en nuestros países un total desconocimiento sobre esta materia, en parte por la extensa descalificación de los gobiernos de turno hacía estos profesionales y por otra parte, por los escasos estudios que se han hecho sobre la razón de ser de dichas contratistas militares y/o de seguridad. Nuestro sistema internacional ha cambiado y sigue cambiando constantemente. El fenómeno de la globalización, ha transformado nuestra sociedad y nuestro modo de vivir, los mercados mundiales se han hecho cada vez más interdependientes; la seguridad y la paz mundial se enfrentan a nuevos enemigos y nuevos retos. Los Estados pierden cada vez más terreno frente a las formas heterogéneas de las amenazas mundiales como: el terrorismo, el crimen organizado transnacional, trata de niños y esclavos entre otros. Ante tales necesidades para la seguridad, los gobiernos se han visto en la necesidad de acudir al sector privado en busca de apoyo externo militar dentro del gran mercado global. Las contratistas militares o Private Military Firms en inglés son organizaciones o empresas con fines de lucro que ofrecen servicios profesionales relacionados con la seguridad y el arte de la guerra. Estas corporaciones se especializan en ofrecer entre otras; operaciones tácticas de combate, planeamiento estratégico, recolección y análisis sobre fuentes de inteligencia, apoyo operacional, entrenamiento y apoyo logístico. Esta gama de posibilidades que ofrecen estas corporaciones tiene que ver con el aspecto de tecnificación del conflicto que se instauró luego de la caída del muro de Berlín. Según P.W Singer

” Las contratistas militares representan la más reciente adición de las guerras modernas, y su rol en la guerra contemporánea ha incrementado significativamente”.

Este crecimiento sustancial por parte de estas corporaciones dentro del contexto de la guerra contemporánea,  ha hecho que el rol del Estado en las esferas de la seguridad se vea solapado y des-privilegiado, tal como el capital privado lo hace con la economía estatal. Las razones detrás de esta privatización militar tiene su razón de ser, en la confluencia de tres momentos dinámicos dentro de la historia moderna como afirma nuevamente P.W. Singer

“el final de la guerra fría y el vacío que esto produjo en el mercado de la seguridad, las transformaciones de la naturaleza de la guerra, y el surgimiento de la privatización; crearon nuevos espacios y demandas para establecer un sector militar privado”.

Hoy en día, las contratistas militares representan la evolución del sector privado en seguridad y guerra. Es un negocio establecido y legítimo tal como otras corporaciones de otras ramas del mercado. Las contratistas militares poseen estructuras organizacionales, esquemas jerárquicos, negocios lícitamente registrados dentro del mercado global y una gran variedad de clientes y consumidores en todas las escalas. Básicamente, estos criterios los diferencian de los clubes de mercenarios y organizaciones oscuras del pasado. Como unidades de negocios establecen tratados financieros y contratos con otras organizaciones dentro y fuera de la industria, además de acceder al mercado financiero global. Como ejemplo de esto podemos citar multinacionales como MPRI, Armorgroup, Vinnel, Blackwater ( Hoy conocida como Academi) que son subsidiarias de grandes corporaciones en lo que a seguridad se refiere. Por otro lado, se registran firmas como Dyncorp y TRW, que además de ofrecer servicios militares también financian programas de ayuda humanitaria dentro de zonas en conflicto. La variedad de servicios además del compromiso legal y el respeto que muchas de estas empresas se han ganado a nivel internacional, ha permitido el reconocimiento del sector y la licencia para operar dentro del sistema de comercio mundial. En este sentido, quizás las características que alejan a las contratistas militares de los clubes de mercenarios es que las primeras pueden trabajar y operar con múltiples clientes en variados mercados, algo que no podrían hacer los mercenarios.

shutterstock_1376695882

Hoy ya no gozamos de la tranquilidad que nuestros antepasados tenían, los Estados se van haciendo cada vez más débiles en su gobernabilidad y los presupuestos para seguridad y defensa son cada vez más reducidos. Personalmente estimo, que en el corto plazo los Gobiernos no podrán hacerse completamente cargo de los asuntos de seguridad y defensa, y transferirán algunas tareas al sector privado. Para ello se precisa que la cooperación pública – privada sea total y sin ningún tipo de reservas, si queremos preservar la Paz y la seguridad mundial.

Escrito por:

Carlos Morales

CEO & Founder

STRATCONT

25FEB2016_miedo
Previous post

¿Que ocurre en nuestro cuerpo durante una situación de peligro?

slide11
Next post

¿Que es protección equilibrada?

admin

admin

No Comment

Leave a reply