Uncategorized

Arabia Saudita al margen de la OPEP

En los pasados meses se ha vuelto más notoria la preocupación de los países que conforman la OPEP, sobre el exceso de la oferta mundial de petróleo, lo que ha ocasionado los precios mas bajos en los últimos 13 años. Los titulares financieros fueron consumidos con la noticia de que los países de la OPEP y Rusia estaban en discusiones para coordinar un recorte en la producción, lo que elevaría los precios ocasionalmente.

El martes  16 de febrero, corrían  noticias de que Rusia, Arabia Saudita, Venezuela y Qatar accedieron a no aumentar los niveles de producción del último mes (enero) , aunque el acuerdo está muy  distante de una estrategia  de reducción en la producción. Para entender lo que la OPEP hará a continuación , primero debemos considerar como llegamos allí, y no es tan simple como los titulares podrían hacernos creer.

global-oil (1)Históricamente, la OPEP y Arabia Saudita (responsables de más del 30% de la producción total de la OPEP) trabajaban para balancear el suministro mundial de petróleo. Ellos buscaron coordinar un nivel de producción estándar, para prevenir una situación donde el suministro de petróleo incrementara causando la caída de los precios por debajo de un rango rentable para la organización de países productores. Esta estrategia de relativa estabilidad y consenso  había funcionado bien por unos cuantos años, hasta que la revolución petrolera de EEUU y de Rusia comenzara a cortar su cuota en la participación del mercado petrolero mundial.

Como resultado, en verano del 2014, los datos sobre el suministro de petróleo comenzaron a revelar una nueva tendencia; la OPEP (léase Arabia Saudita) ya no estaba limitando su salida de producción para balancear el mercado global. Los precios comenzaron a caer, y para la reunión anual de la OPEP en septiembre de 2014, ya era evidente que  esto no era una anomalía sino una acción deliberada por parte de la casa Saud.

Este momento sirvió para demarcar un cambio histórico en la estrategia de la OPEP, uno que buscaba defender su participación en el Mercado global en lugar de estabilizar los precios. En resumen, la expectativa era expulsar a alto costo (léase la OECD/US Shale y Rusia) la producción para reducir el suministro y permitir a los precios elevarse nuevamente  una vez eliminada la competencia.

oil-and-natural-gas-rigs-running-at-dusk

Un año y medio después hay tres cosas claras sobre la crisis en la caída de los precios del petróleo:

          1. La OPEP subestimó el aumento de la producción norteamericana y la resistencia a mantenerse del mismo:

Los productores norteamericanos cortaron sus presupuestos, y se enfocaron en os pozos mas productivos a bajo costo, y trabajaron vigorosamente en ser más eficientes, permitiendo que los precios fueran reducidos significativamente y su producción constante.

          2. La política de la OPEP fue en su mayoría solo la política de Arabia Saudita:

Arabia Saudita, siendo el mayor productor y miembro más influente de la OPEP, se ha reflejado históricamente en el desarrollo de sus estrategias. La última vez que Arabia Saudita hizo un corte significativo en su producción fue para tratar de clarificar un exceso de producción en 1980, los precios fallaron en recuperarse rápidamente, y terminaron perdiendo participación en el mercado y ganancias. Arabia Saudita sabe que históricamente al ellos disminuir la producción otros productores de menor volumen y de mayores costos dentro de la OPEP hacían trampa y no limitaban su salida. Esta vez sin embargo, Arabia Saudita tenía más que perder cortando la producción en 2015, ya que se encontraban en medio de una lucha muy competitiva por el mercado chino con Rusia.

          3. Los analistas y economistas de Arabia Saudita subestimaron ampliamente la importancia de las tasas de cambio internacionales y políticas monetarias al pronosticar el emparejamiento de los precios:

Las predicciones a través del 2015 para escenarios potenciales de bajos precios estaba basado en su mayoría en un balance en los costos, y en que naciones como Rusia y Arabia Saudita las cuales usan largas porciones de su renta petrolera para sus presupuestos gubernamentales, lo que se considera un equilibrio de costo fiscal. Si bien es cierto que las naciones como Rusia y Arabia Saudita usan los ingresos del petróleo como fuente principal para financiar sus gastos gubernamentales, hay una diferencia monumental entre estas dos naciones que los analistas y economistas desde la OPEP y el FMI subestimaron.

Oil-price-crashA medida que la Reserva Federal concluyó su programa de flexibilización cuantitativa y comenzó a planificar aumentos de las tasas de interés a finales de 2014, el Banco de Rusia puso fin a la paridad del rublo contra dólar de EE.UU. en las expectativas de que el dólar EE.UU. se continuara revaluando. Esto significaba que el rublo ruso flotaría, permitiendo que las fuerzas del mercado determinen el tipo de cambio en lugar de la intervención del banco central. Cuando los precios del petróleo se desplomaron, también lo hizo el valor del rublo ruso frente al dólar de EE.UU. Pero debido a que el petróleo está valorado en dólares EE.UU., a pesar de los precios del petróleo hundiéndose cada vez más bajo en términos de dólares estadounidenses, los ingresos petroleros denominados en rublos rusos permanecieron sin cambios.

Arabia Saudita, por otra parte mantiene su vínculo con el dólar, y como resultado de la fortaleza del dólar estadounidense y la caída de los precios del petróleo fueron diezmados sus ingresos, lo que lleva al país a gravar a través de más o menos $ 100 mil millones en reservas de divisas en 2015. Para hacer las cosas aun peor, Rusia redujo a cada vez menos la cuota de mercado de Arabia Saudita con china a lo largo de 2015, ya que las importaciones chinas de Arabia Saudita aumentaron sólo un 2,1 por ciento, a 46.08 millones de toneladas métricas, mientras que las importaciones procedentes de Rusia aumentaron 28 por ciento, a 37.62 millones.

Habiendo comprendido y colocado en contexto  los eventos del año pasado, ahora se puede  hacer una evaluación más sensata de lo que Arabia Saudita y la OPEP podrían hacer a continuación. Por lo tanto, ¿podría Arabia Saudita en realidad limitar la producción? Aunque es improbable, por supuesto es fuera posible. Teniendo en cuenta que su objetivo de obligar a la competencia a salir del mercado ha sido un fracaso total hasta el momento. Por otro lado, ceder en su estrategia en este punto habría significado perder miles de millones de dólares en vano. Por lo tanto, Arabia Saudita aceptaría recortar la producción de crudo siempre y cuando no afecte sus intereses nacionales, aspecto que a simple vista parece improbable.

El acuerdo anunciado la semana pasada entre Arabia Saudita, Rusia, Qatar y Venezuela de no exceder los niveles de producción de enero, pero no reducir la producción, es simplemente más de los mismos gestos simbólicos que hemos visto en las últimas semanas. Este anuncio se produce en un momento en que Rusia está produciendo en máximos de la era post-soviética y ya se espera que mantenga una producción constante durante el próximo año, lo que significa que Rusia será un factor determinante en la oferta y demanda. A largo plazo, parece que hay sólo dos opciones posibles que quedan para Arabia Saudita; continuar con su estrategia original de que la  competencia comience a mermar  la producción o (lo que es lo más probable) romper la paridad con el dólar EE.UU. y permitir que el riyal saudí flote como lo hizo el rublo ruso. En vista de que Arabia Saudita tiene más de $ 600 millones de dólares en reservas de divisas, y su mayor competidor para la participación en el mercado asiático es Rusia y no los EE.UU., estratégicamente ambas opciones son más beneficiosas que recortar la producción en este momento.

El artículo es tomado de:

Businessinsider.com

22FEB2016_seguridad copy
Previous post

Ranking. Las 10 amenazas más comunes para la seguridad

Top-Ten-Reasons-To-Defend-Yourself-With-the-Best-Martial-Art-Form-–-Krav-Maga-1440x564_c
Next post

¿Podemos escapar de los depredadores?

admin

admin

No Comment

Leave a reply