Uncategorized

Bruselas bajo ataque terrorista

Bruselas fue escenario de múltiples explosiones este 22 de marzo, poniendo en relieve la vulnerabilidad que tienen los blancos débiles o soft targets para los ataques simples pero eficaces – así como la disposición y capacidad de los militantes en Europa Occidental para llevar a cabo ataques de este tipo a pesar de los niveles de seguridad de los organismos de seguridad estatales.

Según medios internacionales, Las  autoridades belgas han confirmado que al menos 26 personas murieron y más de 130 resultaron heridas en dos explosiones en el aeropuerto Zaventem de Bruselas. Una explosión inicial se llevó a cabo cerca del counter de la aerolínea American Airlines. Un segundo dispositivo  detonó cerca del counter de Brussels Airlines. Poco después, se informó de otra explosión en la estación de metro Maelbeek, cerca del corazón de instituciones de Bruselas y de la Unión Europea. Como medida de precaución, todos los servicios de metro y tren de Bruselas se han suspendido, según AFP, y los vuelos hacia Bruselas han sido desviados a otras partes, la mayoría de ellos hacia él aeropuerto de Frankfurt. El Gobierno belga ha elevado su nivel de alerta oficial a 4, el nivel más alto para una amenaza terrorista.

1458631407_286826_1458642477_noticia_fotograma

Las explosiones de Bruselas son un recordatorio para Occidente y la OTAN  de la dificultad para prevenir ataques contra objetivos blandos. A diferencia de objetivos duros (instalaciones gubernamentales y militares), que tienden a requerir más esfuerzo táctico y operacional para los terroristas, los objetivos blandos o fáciles  ofrecen para los extremistas militantes la ventaja de que con frecuencia pueden ser atacados por un solo equipo operativo o un grupo pequeño usando un plan de ataque simple. Además, los ataques contra objetivos relacionados con el transporte, tales como estaciones de metro y aeropuertos permiten a los atacantes matar a grandes grupos de personas y atraer la atención de los medios.

Desde el punto de vista estratégico, los ataques de Bruselas tiene dos aspectos importantes a considerar. La primera de ellas, es que la amenaza terrorista puede aumentar y/o disminuir, pero nunca desaparece. La segunda de ellas, es que tanto las organizaciones terroristas como las fuerzas de seguridad tratan de mantener la iniciativa y mantener la delantera una sobre la otra. En pocas palabras, las agencias de lucha contra el terrorismo tienen como objetivo recolectar toda la información posible para realizar redadas y allanamientos y evitar ataques futuros. Para los terroristas, el objetivo es demostrar que todavía pueden aterrorizar, movilizar y operar la violencia. Los ataques de Bruselas desde mi punto de vista, no se tratan de venganza por la captura de Abdeslam, sino de una demostración de la capacidad continúa para atacar a Occidente.

Soft targets. Fáciles de atacar y difíciles de proteger

565063206fab0

Según Stratfor, Las organizaciones terroristas  han atacado durante mucho tiempo objetivos blandos fuera de los sectores de seguridad de los aeropuertos. Por ejemplo, el grupo palestino conocido como  Abu Nidal atacó  taquillas en los aeropuertos de Roma y Viena en diciembre de 1985, y un mostrador de venta en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles fue atacado por un hombre armado en julio de 2002. En 2011, un ataque terrorista en  el aeropuerto internacional de Domodedovo de Moscú mató a 35 personas e hirió a más  160. Las zonas de salida y de llegada fuera de la seguridad del aeropuerto por lo general proporcionan un lugar propicio para ser blanco de ataques terroristas, puesto que es un área donde confluyen grandes cantidades de personas que desean abordar un vuelo. Por esta razón, los viajeros deben reducir al mínimo el tiempo que pasan en el lado “suave” o “blando” del aeropuerto.

Una Bruselas en alerta sorprendida por el ataque.

Los ataques de Bruselas vienen a raíz de la detención del 18 de marzo Salah Abdeslam, un superviviente y principal sospechoso  de la célula que llevó a cabo los ataques del 13 de noviembre de París. Ha habido informes de los medios internacionales  que Abdeslam estaba planeando otros ataques  en Europa, y las autoridades belgas estaban buscando a dos sospechosos más aliados de Abdeslam. No se sabe si esos asociados estuvieron involucrados en los ataques de Bruselas o si los ataques fueron realizados por otros operativos.

Otra aspectos a considerar, es que  Bruselas ha sido un semillero de la actividad yihadista, y existe una considerable cantidad de  ciudadanos belgas que luchan dentro de las filas del Estado islámico, Jabhat al-Nusra y otros grupos yihadistas en Siria, Irak, Libia entre otros. En junio de 2014, un hombre armado militante del  Estado islámico atacó el Museo Judío de Bélgica. Del mismo modo, Bruselas fue el lugar donde  se planificaron en gran parte,  los ataques de noviembre en París.

Autor

Carlos Morales

CEO-Fundador

STRATCONT

Previous post

Tipos de zonas de seguridad

30MAR2016_seguridad copy
Next post

El factor disuasivo en un Plan de Seguridad Físico

admin

admin

No Comment

Leave a reply