Uncategorized

7 MITOS SOBRE LOS GUARDAESPALDAS

Son duros, malos y fuertes y pueden ¡derribar a una persona de un solo golpe!

La respuesta es un contundente NO. Un guardaespaldas profesional no está para pelear con cualquiera. Un operativo de protección personal actuará profesionalmente en todo momento, obedecerá las normas y leyes del país en donde él o ella están operando y mantendrá a sus clientes seguros y protegidos. El enfrentamiento cuerpo a cuerpo es lo último que un guardaespaldas debe hacer. Un guardaespaldas profesional capacitado sabrá leer a la gente, se adelantará a las intenciones de los delincuentes, leerá e interpretará una situación en busca de amenazas y una vez detectada, calmará y retirará a su cliente del lugar si la situación lo amerita.

Los guardaespaldas no tienen entrenamiento. Simplemente son  unos “tipos duros”

slide02

Esto se acerca más a la ficción que a la realidad. Los buenos guardaespaldas son profesionales que han asistido a una serie de cursos de formación antes de que puedan ser contratados para tal fin. Esta serie de cursos cubren todos los aspectos operativos y legales que implican ser un guardaespaldas, desde el acercamiento al cliente, formaciones a pie y vehiculares, vigilancia, contra vigilancia, tiro táctico defensivo, normas de etiqueta y comportamiento, primeros auxilios, combate cuerpo a cuerpo, manejo defensivo y otras herramientas con las que deben contar para efectuar su trabajo.

En países desarrollados el trabajo de guardaespaldas implica una serie de requisitos a cubrir. Países como el Reino Unido o España los aspirantes a operadores de protección personal deben atender módulos de estudio (teórico – práctico) para obtener su licencia. Además, son sometidos a detectores de mentira y chequeo de antecedentes penales.

Todos los guardaespaldas están armados

No. En muchos países la legislación no permite contratar guardaespaldas armados. Incluso en aquellos países donde es posible contratar estos servicios, existen regulaciones en cuanto al porte y el uso del arma. Por lo general, un arma no garantiza el 100 % de la seguridad de un cliente. En países como Venezuela, el arma se convierte más en el objetivo a conseguir que el propio cliente. Los delincuentes ven atractiva el arma y no dudarán en obtenerla con o sin daño hacía el cliente y el mismo guardaespaldas.

Un guardaespaldas en multifuncional. ¡Él o ella puede proteger y conducir al mismo tiempo!

Un agente de protección a personas, sin importar que tan experto o habilidoso sea, no puede hacer de todo al mismo tiempo. Es decir, él o ella no pueden conducir con seguridad al cliente y protegerlo al mismo tiempo.  Muy a menudo,  un guardaespaldas no es suficiente para garantizar la protección de una persona, motivo por el cual harán falta al menos dos profesionales del área. Un conductor de seguridad formado para ello y el operativo de protección personal.

Se trata de ser profesional y conocer los límites, los escoltas están dispuestos a complacer, pero no son herramientas de multifunción y/o toderos.

dt.common.streams.StreamServerMás grande, gordo y/o  acuerpado es mejor

 

Sólo porque alguien sea más alto y/o robusto. No significa que pueda proteger a su familia y/o a usted. Cada persona de acuerdo a su constitución física tiene diferentes maneras de reacción ante el peligro. Una persona alta y gorda tendrá un tiempo de reacción menor que una persona ágil y en forma, quienes a menudo son más rápidos. Una persona demasiado grande destaca entre la multitud y llama la atención. En este caso, ser  guardaespaldas en tiempos modernos se convierte en tratar de ser un ninja o samurai moderno y evitar la atención de terceros.

¿Importa que sean  ex-militares o  policías?

No. Ser militar o policía no significa automáticamente que una persona sea un buen escolta. Sin embargo, muchas empresas (incluyendo Strategies Consulting) consideran que las habilidades y disciplina que se adquieren y se enseñan durante el servicio militar tienen un plus en el arte de la protección a terceros.  La mayoría de ellos son capaces de operar bajo presión tanto individualmente como colectivamente. Esta capacidad de operar bajo presión en ambientes hostiles sólo se puede experimentar durante el servicio activo.

Todos los guardaespaldas son hombres

mujeres

No todos los guardaespaldas son hombres, y no todas las situaciones, o clientes, requieren tener a un masculino como custodio de protección. Muchos clientes prefieren a una mujer como guardaespaldas porque son más discretas y perceptivas, y esto hace que la protección parezca  mucho más suave en una primera impresión; a diferencia de un grupo de hombres fuertes y armados hasta los dientes.

Las mujeres son también una opción muy popular cuando se trabaja con las familias con hijos pequeños. Los niños parecen tener más afinidad con las mujeres pues las consideran como alguien más cercano a ellos.  

 

30MAY2016_militares
Previous post

¿Cómo los militares podrían jugar en la crisis política de Venezuela?

02UN2016_seguridad
Next post

15 consejos reveladores sobre cómo proteger su casa de ladrones... por ladrones.

admin

admin

No Comment

Leave a reply